EllA No era LindA

  • Capítulo I

Me acuerdo el día en que la conocí. Curiosamente no recuerdo ni el día exacto, ni la estación; lo único que se es que era en la tienda donde trabajaba y que estaba ELLA.

Tenía un cuerpo moldeado por los mísmos dioses: esbelta pero no flaka, alta pero no tan alta; cara perfecta: mirada penetrante, de esas que cuando tenés miedo te dan seguridad y cuando estás enojado te tranquilizan.

Su pelo, negro bien negro, Como a MÍ me gusta. Estaba atado y ELLA concentrada en su trabajo, había más personas… pero la verdad, es que solo la recuerdo a ELLA.

Sinceramente no recuerdo ni que hacía YO ahí.

  • Capítulo II

La segunda vez que la ví, pasaría algo que cambiaría MÍ forma o manera de imaginarla para siempre.

Tampoco recuerdo el día, ni la estación. Pero sí que había un sol radiante. ELLA estaba SOLA en la tienda pero muy concentrada en su trabajo, como de costumbre.

YO estaba segundo o tercero en la fila, no lo recuerdo bien. ELLA atendió a todxs antes que a MÏ. SU cara denotaba enojo aunque para MI triste sorpresa; no sería enojo sino agobio…

Luego de MI reclamación en un tono elevado, ELLA rompió en llanto… y me DÍ cuenta del terrible error que había cometido.

Ese suceso desafortunado, ese llanto cambiaría por completo MI forma de SENTIRLA a ella.

  • Capitulo III

La tercera vez que la VÍ no sería en SU tienda sino en la plaza que frecuenta nuestra TRIBU urbana.

YO había llegado, como de costumbre, en mi bicicleta multicolor. Tenía una característica MUY particular ya que la rueda delantera era más pequeña que la trasera.

Lamentablemente ésta vez no recuerdo si era de noche o de día. TAN desorientado QUEDÉ luego de descubrir la cualidad más HERMOSA de una persona: SU sentido del HUMOR (luego de la empatía claro está).

Había dejado la bicicleta fuera de MI campo visual. GRANDE fue el julepe que me llevé (julepe=susto, según mi abuelo), cuando levanto la mirada y no la encuentro… GRATA fue la sorpresa que me llevé al descubrir al LADRÓN.

RÍENDO montada en MÍ bicicleta, estaba ELLA. Disfrutando de mi estado de ansiedad… que enseguida al VERLA se transformó en RISA.

Lo que me había robado (o regalado) fue un trozo de mí CORAZÓN.

  • Kapítulo IV

Fjärde gången skulle vara charmen…

När jag träffades första gången, dess mest mänskliga version.

Mycket till min beklagelse skulle det vara tiden jag skulle upptäcka något fantastiskt eller ledsen.

Vi träffas på kaféet som vår stam besöker…

Som alltid hade jag en skillnad med en ömsesidig vän.

Jag minns att det regnade mycket den natten… de Sant Joan.

Hon var med håret bundet (hon var fortfarande den vackraste).

Med sitt tålamod lugnar han situationen … vilket inte lämnade vår vän väl,

rusa sedan för att trösta vår vän.

Fantastiskt eller ledsen…

A diferencia de mi colega Jaime Sabines, yo “No muero en tí”…

Yo VIVO por/para TÍ.

Ojalá algún día se entere… ya pasaron 2 años.

ELLA no era linda, no lo era…

ES la MÁS linda

HON är den VACKRASTE.

ES